FABIOLA

Mi empresa se llama Jasary. El detonante para que yo me iniciara en el maravilloso mundo de la cosmética natural y la herbolaria fue al dar cursos de imagen personal y automaquillaje.

 

Me di a la tarea de estudiar las propiedades de las plantas y formular cremas para la piel que la mantuviera hidratada. Tras mucho ensayo y error, y después de muchas fórmulas que fui perfeccionando, logré hacer una crema que considero ideal para el maquillaje.

 

Me siento satisfecha de haber llegado aquí y de pertenecer al proyecto MATI, donde me brindaron apoyo y me capacitaron, no sólo en lo empresarial, sino en áreas como el empoderamiento. Esto lo creo muy necesario, porque a veces es difícil creer en mí misma y tengo dudas de si seré capaz de lograrlo.

 

He conocido a grandes mujeres emprendedoras que luchan por salir adelante con sus hijos y su familia. Entre nosotras nos apoyamos. Me inspiran a querer ayudar a más personas y buscar siempre el bien común.

 

Copyright © 2018    Contacto: proyecto.mati.mx@gmail.com

      Teléfonos: (33) 3615 0437, (33) 3615 8394, (33) 3630 3459.

López Cotilla 2139, Arcos Vallarta, C.P. 44130, Guadalajara, Jalisco México

FABIOLA
FABIOLA

Mi empresa se llama Jasary. El detonante para que yo me iniciara en el maravilloso mundo de la cosmética natural y la herbolaria fue al dar cursos de imagen personal y automaquillaje.

 

Me di a la tarea de estudiar las propiedades de las plantas y formular cremas para la piel que la mantuviera hidratada. Tras mucho ensayo y error, y después de muchas fórmulas que fui perfeccionando, logré hacer una crema que considero ideal para el maquillaje.

 

Me siento satisfecha de haber llegado aquí y de pertenecer al proyecto MATI, donde me brindaron apoyo y me capacitaron, no sólo en lo empresarial, sino en áreas como el empoderamiento. Esto lo creo muy necesario, porque a veces es difícil creer en mí misma y tengo dudas de si seré capaz de lograrlo.

 

He conocido a grandes mujeres emprendedoras que luchan por salir adelante con sus hijos y su familia. Entre nosotras nos apoyamos. Me inspiran a querer ayudar a más personas y buscar siempre el bien común.

 

FABIOLA

Mi empresa se llama Jasary. El detonante para que yo me iniciara en el maravilloso mundo de la cosmética natural y la herbolaria fue al dar cursos de imagen personal y automaquillaje.

 

Me di a la tarea de estudiar las propiedades de las plantas y formular cremas para la piel que la mantuviera hidratada. Tras mucho ensayo y error, y después de muchas fórmulas que fui perfeccionando, logré hacer una crema que considero ideal para el maquillaje.

 

Me siento satisfecha de haber llegado aquí y de pertenecer al proyecto MATI, donde me brindaron apoyo y me capacitaron, no sólo en lo empresarial, sino en áreas como el empoderamiento. Esto lo creo muy necesario, porque a veces es difícil creer en mí misma y tengo dudas de si seré capaz de lograrlo.

 

He conocido a grandes mujeres emprendedoras que luchan por salir adelante con sus hijos y su familia. Entre nosotras nos apoyamos. Me inspiran a querer ayudar a más personas y buscar siempre el bien común.